Síndrome de Haglund

Es una patología cuya característica es la presencia de una exostosis (en castellano, crecimiento anómalo de hueso) en la zona de la inserción del tendón de Aquiles.


Entre los factores mecánicos que aumentan las posibilidades de desarrollar esta patología se encuentra: el calzado ajustado, el tacón alto en las mujeres, además del impacto continuado sobre el suelo mientras practicamos algún deporte, aumenta la tensión en el tendón de Aquiles, pudiendo provocar un acortamiento en la musculatura posterior de la pierna. Otro de los factores, es el arco plantar aumentado, el pie cavo, que favorece la tensión de la musculatura de la cadena posterior.


Entre los síntomas podemos encontrar:

· Bultoma en el talón

· Dolor en la inserción del tendón

· La flexión dorsal del pie es dolorosa

· Enrojecimiento y rozaduras


¿Cómo podemos tratarlo?


  • Lo primero es aconsejar el cambio del calzado, que no debe provocar roces ni compresión en la zona del talón.

  • Realizar estiramientos de la musculatura posterior, evitando así la retracción de la musculatura.

  • Un estudio biomecánico de la pisada, donde podremos valorar y tratar los factores biomecánicos que pueden provocar esta lesión.

  • Las ondas de choque que ayudan a disminuir el tamaño del espolón y la inflamación de los tejidos dañados.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo